Print this page
Auzo konpostarako gune berriak
06
Urr
2014

Auzo konpostarako gune berriak

Jarraian irakurriko duzuen albistea Kontsejutik aldizkariko iraileko alean argitaratutako albistea da. Hori dela eta, aldizkarian idatzitako hizkuntzan soilik irakurri ahal izango duzue.

 

El Ayuntamiento de Legazpi prevé acondicionar nuevas zonas para el compostaje de barrio a finales de este mes. Con estas nuevas zonas, 40 familias más tendrán la opción de tratar sus residuos orgánicos. Impulsando estas nuevas iniciativas, el objetivo principal del Ayuntamiento es conseguir que un 5-10% de la ciudadanía tenga la opción de realizar autocompostaje, evitando así, que la mayor parte de los residuos domésticos que generamos (40%), se tengan que recoger, transportar y tratar en plantas de compostaje.
 
El año 2012 el Ayuntamiento puso en marcha una prueba piloto para hacer compostaje de barrio con el fin de poner a prueba la viabilidad del proyecto en Legazpi. “En todo el proceso apenas ha habido incidencias y en los casos que las ha habido se han solucionado gracias a la colaboración de los participantes”, explica el concejal de Medio Ambiente, Igor Urrate. Por ello, después de comprobar los buenos resultados obtenidos en la experiencia piloto y que más de 400 familias hayan mostrado interés por esta iniciativa, el Ayuntamiento ha decidido instaurar nuevas zonas habilitadas para el de barrio.
 
Las zonas elegidas para ubicar las nuevas compostadoras han sido Plazaola y la zona de Santikutz-Urola. “A la hora de definir los nuevos puntos para el compostaje hemos tenido en cuenta en qué áreas del pueblo hay más familias interesadas para participar en el proyecto, que los puntos de compostaje se puedan situar a las distancias recogidas por la ordenanza elaborada durante el último año y que sea una zona pública, con cesped”. Las nuevas compostadoras tendrán un aspecto muy diferente a la conocida hasta ahora –espacio cercado y en el interior compostadoras de plástico–; serán unas casetas de madera tratada. Cada una de ellas tendrá en el interior cuatro cavidades donde se irán vertiendo los restos orgánicos para la elaboración del compost. El compost que se obtenga de las zonas comunitarias se repartirá entre los participantes en esta iniciativa y si queda algún resto, se utilizará en los jardines de Legazpi.
 
Los y las interesados/as han acudido a un taller de aprendizaje para hacer compost impartido por la Mancomunidad de Sasieta. Según Urrate, realizar compost no tiene complicación alguna. “Lo más importante es mezclar bien los componentes secos y húmedos y controlar la humedad”, añade. Además, ante cualquier incidencia o duda, la Mancomunidad de Sasieta se encarga de solucionarlo a
la mayor brevedad. El compostaje de barrio es una opción más que impulsa el Ayuntamiento para los legazpiarras que se quieran comprometer con el medio ambiente y quieran utilizar los restos orgánicos
que generan como recursos, obteniendo un abono buenísimo de una forma natural. Se anima a la ciudadanía a participar en esta experiencia.
 
DATOS
Generación de materia orgánica al año por habitante 120 kg
Cantidad de compost que se obtiene al año por habitante 25 kg
Familias que ya hacen compost en Legazpi 137
Familias interesadas en hacer compost 400
Tiempo que necesita la materia orgánica para convertirse en compost 9 meses*
* En nuestro caso el proceso dura 9 meses: 4,5 meses de recogida y otros 4,5 meses de maduración.
 
MATERIA SECA O ESTRUCTURANTE PARA EL COMPOST
Para que el proceso de compostaje sea correcto, a la materia orgánica que se genera en el hogar –denominada material verde o húmedo– hay que añadirle material seco o marrón, que se conforma de restos de poda, hojarasca seca, paja… El material marrón o seco impide que la mezcla dentro del compostador se apelmace permitiendo la circulación del aire, muy importante en el proceso de compostaje. Para conseguir un compost de calidad, es importante el equilibrio entre los dos tipos de materiales, seco y húmedo.
 
Estos restos deben ser añadidos al compostador triturados para no entorpecer el proceso de compostaje. Para ello, el Ayuntamiento cuenta desde hace un año con una máquina para triturar los restos de poda y proporcionará a los participantes este material. El estructurante generado a partir de los restos de poda de jardinería se pondrá a disposición de todo el que realiza autocompostaje en el punto de recogida de residuos de la industrialdea de Bikuña. En dicho punto también se podrán depositar restos de poda particulares que por su volumen no se puedan sacar al contenedor de orgánico ni puerta a puerta.